Consultoría en valores

Consultoría en valores, código de ética y conducta

Organización Harvard ofrece a las empresas e instituciones privadas y de gobierno los servicios de elaboración de instrumentos para la mejora de sus prácticas corporativas, destacando los siguientes:

Diagnóstico del ambiente laboral

  • Análisis y adecuación entre la normatividad interna con las disposiciones aplicables en materia laboral, así como las relativas a códigos de conducta (en los ámbitos nacional e internacional).
  • Elaboración de Filosofía Institucional: Códigos de ética y conducta, Visión, Misión y Valores.
    Cursos de capacitación y procesos de inducción de los códigos de ética y conducta.

Consultoría en análisis político

La ética institucional, integrada y desarrollada en el novedoso concepto actual de mejores prácticas de gobierno corporativo, es entendida como el conjunto de instrumentos que una institución privada o pública es capaz de promover y aplicar en sus actividades cotidianas y como parte esencial de su filosofía, con el objeto de establecer un conjunto de principios que definen su esencia y su naturaleza y, de conformidad con ellas, su deber ser.

Teniendo en cuenta que no se puede calcular con precisión el alcance de la aplicación de las normas jurídicas, de los reglamentos y disposiciones complementarias en el ámbito de los negocios, la ética se ha convertido en la gran directriz, en el faro iluminador de las decisiones ejecutivas que tienen que ver con el uso de la información privilegiada, y de otros instrumentos administrativos y contables a través de una cultura que favorece la transparencia y las sanas prácticas del mercado, al mismo tiempo que reprueba las conductas contrarias a las actividades y fines propios de una empresa, de un gremio, o de una actividad empresarial o de gobierno.

Algunos gigantes de la industria de cosméticos esgrimen como un argumento que define la preferencia de su marca por el sector femenino de la población mundial, el que sus productos no han sido probados en animales. (ecológicamente responsables) Es evidente que los criterios de compra de este sector se han movido hacia el campo de la conciencia y solidaridad con la naturaleza. Ello explica, de igual manera, el auge de la mención 100% natural en infinidad de artículos que han roto los límites predecibles de rentabilidad.

Otras empresas e instituciones públicas y privadas han descubierto que la etiqueta “socialmente responsable” significa mucho más que una moda, y que la corrupción implica un elevado costo para toda institución.

Lo que queda claro es que el avance de la conciencia moral en el ámbito de los negocios, del mercado y de la política, obliga a plantearse seriamente:
¿Es rentable la ética?

Ya sea que se argumente que hoy en día cada individuo es más visible y cada empresa se halla expuesta a las miradas de un público cada vez más globalizado y exigente, lo que obliga a “portarse bien”, lo cierto es que la ética empresarial ha dejado de ser sólo una ocurrencia de aquéllos que entendieron los mecanismos del nuevo público universal, para convertir al comportamiento ético en un elemento que favorece la competitividad y franquea las puertas de los mercados, o bien, de la clave para reconquistar a un electorado escéptico.

La falta de una política institucional de contenido ético, resulta más costosa que su construcción.

Nuestros consultores, pioneros en el tema, dan respuesta al modelo de ética empresarial que requiere su institución.

Lecturas recomendadas:
http://www.cnnexpansion.com/opinion/2009/07/13/la-etica-en-las-empresas-de-hoy
http://www.cnnexpansion.com/negocios/2010/02/02/negocio-cultura-empresarial-etica-moral

 

Todos los derechos reservados 2000-2016 Sistema Educacional Harvard SC